Colombia: J(oya) de Ex(presión)

En mis sueños veo un país que deja de ser una “olla de presión” (o de depresión) para convertirse en una “joya de expresión”. Un país de soñadores recursivos e inventivos, con millones de historias que contar, debe tener alguna posibilidad de evolución rápida o salto cuántico en este mundo digital, en esta nueva economía del contenido y el entretenimiento.


mandala113_var_baja
imagen: camillionaire studios (inspiración Andrea García)

Se está hablando del fin de la industrialización y del surgimiento de la clase creativa; el paso de los “steampunks” a los “cyber punks”, de los “consumers” a los “prosumers”, de la vieja masa obrera-industrial a los nuevos habitantes de la era digital. La principal herramienta de esta transición: la desconcentración del acceso a los medios de comunicación (una nueva revolución quizá de la misma magnitud pero exponencialmente más veloz que la que se llevó a cabo con la llegada de la imprenta).

Berlín, epicentro de devastación de la segunda guerra mundial, es hoy la cuna de la cultura contemporánea de Europa. Me atrevería a decir que ninguna ciudad del viejo continente se le equipara en su voltaje cultural. Entre tanta destrucción, violencia y desesperación, se incubó también allí el potencial para la creación. Potencial que ahora, en tiempos de paz, se está manifestando con toda su fuerza en forma de expresión cultural. La expresión es catarsis, catarsis pura.

Este país nunca ha tenido ventaja comparativa alguna ni en agricultura, ni en industria. Es clarísimo: nuestro hermoso y montañoso relieve, la falta de infraestructura, el aislamiento de Bogotá (Tibet latinoamericano), la jamás realizada reforma agraria, los costos de transporte, sin fin…  Con la llegada de la economía de servicios comenzamos a sacar un poco la mano y a mostrar que podíamos generar valor, llegan los callcenters, datacenters, comienza la “nueva conquista” a través de las compras de bancos y proveedores de telecomunicaciones. Hasta una ciudad como Cali se convierte en “hub” de servicios médicos – especializándose en operaciones de senos y nalgas, tan común por allá como el sancocho de gallina.

Después de tantos años de tanta guerra y de tantos bandos, entre tan ardua dualidad, en medio de tan vil desesperación, Colombia es puro potencial para sanar. En el ámbito de la creatividad, el terreno está más fértil que nunca y las herramientas para sembrar están ya a nuestro alcance. Los medios dejaron de ser controlados por unos pocos (o por lo menos eso creemos, y en eso se basa mi sueño además… si no es así avísenme para dejar de soñar). Tenemos además uno de los pools genéticos más diversos, con una mezcla bastante contemporánea, entre etnias de varios continentes. Hasta el punto que podría afirmar que, junto con Brasil, este país presenció un mestizaje sin igual en los demás países de América Latina.

Los jóvenes tienen la fuerza para cambiar el destino de nuestro país. Son ellos quienes pueden ayudarnos a salir en una nueva dirección. Más livianos de bagaje emocional y con la energía creativa (la misma energía sexual) a flor de piel, los jóvenes son manantiales burbujeantes de catarsis y expresión.

En un estado de represión y falta de oportunidades como el de la actual “seguridad democrática”, todo este potencial de energía creativa se materializa en embarazos prematuros, violaciones, y actos de violencia de todo tipo. En el imaginario colectivo el líder entre los jóvenes se define por un poder otorgado por las armas y la peligrosidad de cada ser.

Pero viajando por este país, en medio de los lugares más “calientes” me he encontrado con jóvenes de una creatividad excepcional: cantantes, raperos, break-dancers, escritores y poetas, artistas de la vida sin igual. Son jóvenes con tanta pasión y poder que inspirarían a otros a cambiar sus rumbos más rápido de lo que dicen que tarda en repartirse la famosa e inventada gripa de las aves y los cerdos. Son jóvenes que han encontrado una manera de materializar su vocación y de sanar su corazón a través de la música, la animación, el audiovisual, las artes y la expresión.

Uno de los problemas radica en que se nos ha convencido de que si no somos Juanes o Shakira, la música no es una opción de vida. Pero esa es la visión del viejo mundo, dominado por las cuatro monstruosas disqueras, que se encargan de controlar la puerta del talento a su antojo y discreción y de acaparar las utilidades de la creatividad. Esa era la visión de la era industrial. Estamos ad portas de una nueva posibilidad, en un momento en el que muchos podremos comenzar a expresar todo eso que tenemos en el corazón, y además vivir de eso!! La nueva visión nos dirá: las audiencias se globalizaron, se esfumaron las barreras geográficas, se reunieron de nuevo las tribus a compartir sus afinidades, se hizo posible de nuevo la diversidad en la unidad.

Algunos pasos se están dando que son dignos de aplausos y ovación. El Ministerio de Cultura, de la mano con el Sena, está sembrando unos primeros nodos hacia esta era de la expresión: los Lasos (Laboratorios de Sonido) que son centros de formación y producción musical en ciudades como Tumaco, Buenaventura, y Quibdo; un programa ambicioso de formación en animación digital, nuevas casas digitales con programas de educación para el mundo real, y un nuevo énfasis en emprendimiento cultural. Y una ciudad como Medellín se la está metiendo con toda a Medellín Digital… Es un avance pero todavía es poco.

Para la fortuna de todos, personas visionarias están llevando a cabo experimentos novedosos que independiente y silenciosamente comienzan ya a expandir sus raíces y sus tallos, mostrando nuevos rumbos y posibilidades. Experimentos de colaboración, que ponen las relaciones antes que las transacciones, donde solo “la idea” es realmente “el jefe”. tvCápsula, Radiocápsula, TrabajadorWeb, Somosmas.org, Hiperbarrio, Dynamo Capital (entre otros) son la evidencia perfecta de que todo lo que conocemos está cambiando, y rápido. (wohooooo que sustico!)

Si tan solo dejáramos ya de implementar políticas represivas de la “seguridad democrática”  y nos permitiéramos dar un salto hacia una “cultura democrática” donde le deleguemos el futuro a los jóvenes cada vez más, donde les facilitemos plataformas para que puedan expresarse y entrar a formar parte rápidamente de esta nueva y dinámica economía de la expresión… Así como Nietzche sólo creería en un Dios que supiera bailar, yo solo votaría por un presidente que ponga a los jóvenes como su principal prioridad.

En mis sueños veo un país que cuenta historias. Un país de jóvenes que cuentan sus historias. Un país de jóvenes que además sanan sus almas contando sus historias. Historias del corazón, desde el corazón del planeta.

*En mis sueños veo también a la señora abundancia, y veo además cómo fluye para todos.*

Advertisements

14 responses to this post.

  1. Martin: he encontrado en este escrito muchos elementos con los que me siento identificado y que no son solo fruto de algunas ocasionales conversaciones que hemos compartido sino algo más profundo y fundamental que me ha dado vueltas siempre en la cabeza: La necesidad de un cambio, la obsesión por un nuevo y mejorado entorno más justo y con oportunidades para todos de ser felices.

    Sin el propósito de ser incluido como un visionario, más bien como un testarudo y medio idealista, lo invito a considerar nuestro proyecto de @3metas (www.3metas.com) en la lista de aquellos que buscamos nuevos rumbos y tratamos de construir desde otros entornos, en este caso el emprendimiento.

    Un abrazo,

    Juan.

    Reply

    • Posted by mycraze on September 29, 2009 at 10:07 am

      Juan gracias por tu comentario! incluiré tu iniciativa en la lista!! sería bueno hacer un artículo más enfocado sobre las diferentes iniciativas visionarias que están mostrando el camino. un abrazo. Camila

      Reply

  2. Posted by Juanita on September 25, 2009 at 12:29 am

    le recomiendo Netocracy, muy buen libro.

    Reply

  3. Juan muchas gracias por el mensaje y por el interés en empujar esta discusión. Lo que necesitamos es unir esfuerzos para que juntos logremos llevar estas nuevas ideas hasta los lugares que definirán las nuevas políticas culturales y creativas en nuestro país.

    Para los interesados el libro que menciona Juanita lo pueden explorar aquí: http://www.amazon.com/NETOCRACY-power-elite-after-capitalism/dp/1903684293

    Reply

  4. Hola, que buen artículo. Puse el link en el grupo LASO de facebook…me gustaría que los jóvenes: los musicos, los hiphopers, los brake-dancers, los fotógrafos, los diseñadores, los grafiteros…todos lo leyeran. Gracias!!!

    Reply

  5. Felicitaciones esta es mi GENTE QUE CREE EN COLOMBIA, mi gente que cree en el TALENTO de nuestros artista CON UN FUTURO para ser SIEMPRE LOS MEJORES, yo no soy cantante, ni bailarina CON GANAS DE SERLO pero realizo un proyecto de TURISMO CULTURAL EN CARTAGENA, TUCULTURA y trabajo para que los sueños de mis artistas se hagan realidad ASESORANDOLOS Y LLEVANDOLOS DE LA MANO en este nuevo mundo de ECONOMIAS CREAIVAS, EMPRESAS CULTURALES y PRODUCTOS CULTURALES. Los invito a ver mi BLOG http://www.tucultura.weebly.com. EXITOS.

    Reply

  6. Excelente artículo, gracias Estefanía por compartirlo; es una realidad que una de las mayores mentiras que existe, y a quien yo le atribuyo gran parte de nuestro atraso, es la que reza: los jóvenes son el futuro; con ese cuento nos colocan en sala de espera hasta que nuestras ideas ya no son actuales, nuestras intenciones se cansan y nuestros sueños se desvanecen haciéndonos creer que ya no podemos; en esa sala de espera que no es más que el paseo de la muerte de los sueños. Yo como muchos otros que hoy hemos despertado me resisto a creer que tengo que esperar hasta el futuro, cuando ya no tenga tiempo, cuando las responsabilidades me agobien (no es que ahora no las tenga), cuando parezca poco lo que puedo ganar y mucho lo que perder para entonces comenzar a opinar, que digo opinar a actuar, no lo acepto;
    Es el momento para actuar sin pedir permiso, para intentar fallar y volver a intentar es el momento de crear empresa, de realizar nuestros proyectos y luchar por nuestros sueños, es el momento de arriesgar, solo así existe la posibilidad de cambiar lo que nos rodea, es el momento de apoyar nuestros sueños unos en otros, convertirnos en clientes de nuestros hermanos de los pequeños proyectos y juntos crecer.
    Pido perdón por excederme con tanta palabra, es que de verdad me emociona saber que hay más de esta especie de gente que no está dispuesta a dejar que la vida pase y se desvanezca como una gran lista de sueños que quedaron sin lograr y nos deje un país de frustrados, pobres y amargados.

    jason rolong
    C.E.O
    MEDIADORES ENTERPRISE

    Reply

  7. Posted by Teidy Cano on September 30, 2009 at 12:18 am

    Bueno es bastante interesante y gartificante para mi constatar que cada vez somos mas los que estamos pensando alrededor de este eje… Es importante la creacion de redes como las que, por ejemplo el proyecto Laso, puede permitir.

    Yo soy partidaria de que los grandes cambios siempre se dan desde abajo, no podemos seguir esperando que, como en un pasado ya muy lejano fue, el gobierno se encargue de todo, mucho tiempo se habian esperado acciones gubernamentales, y por eso en este momento aplaudo a Laso y a todo su equipo, y se los he hecho saber, porque ellos estan mirando hacia nosotros, pero nos ven como actores y actuadores del proceso y no como simples beneficiarios.

    Soy partidaria de que el futuro es ahora y lo construimos nosotros, y se que estas redes que se estan creando, ayudan a fortalecer estos deseos e ideales que todos conpartimos, y se convierten en precursores de que estos ideales sean realidades.

    Yo estoy abierta a vincularme a estos procesos y redes y me gustaria estar en contacto directo con todos ustedes. dejenme sus correos y aqui tienen el mio (snake.hk@hotmail.com), cualquier cosa que necesiten en la que les pueda colaborar, a la orden.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: