sobre el derretimiento global (de las instituciones) y las grietas por las que renaceremos…

Y todo se está desvaneciendo, el mundo (como lo conocemos) se está viniendo abajo. Las estructuras que creamos para convivir de manera “justa, equilibrada y cívica” no funcionaron. Las instituciones estatales crecieron como elefantes, sordas y ensimismadas en su “prodigioso” manejo del poder centralizado. Luego cedieron este “poder” a las corporaciones, quienes con un hambre insaciable engordaron hasta quedar obesas…e insatisfechas. Porque el poder del dinero, o el poder y el dinero, los reyes de este lado del planeta, no satisfacen jamás a nadie (y menos a una persona “jurídica”).

La corriente que causa el “derretimiento global“ de las instituciones se está llevando a muchos por delante. A muchos que durante muchos años vieron las inundaciones y los tsunamis desde sus televisores y quienes jamás pensaron que algún día estos vientos soplarían en sus terrenos. Son los mismos vientos, los vientos de cambio, que se llevan todo por delante.

foto vía: ondisruption blog

Los astrólogos cuentan que en el 2010 el sol termina de entrar en Capricornio (que representa las instituciones, las leyes, la matriz) derritiendo la cuadrícula con todo su poder. Veremos muchos más cambios, muchos más… cambios veloces e inesperados, en un lapso de tiempo muy corto.

En medio de este caos, es bueno estar muy alerta, centrado y observando. Observando dónde se abrirán las grietas por medio de las cuales surgirán las iniciativas nuevas, las iniciativas jóvenes, orgánicas, cargadas de innovación. Porque en medio del caos, se abre lugar para lo nuevo. Se abren en medio del cemento gris aquellas grietas por donde vuelve a nacer lo orgánico. Todo eso que nace despacio, de semilla a arbol, en terreno fertil.

Para no ser arrastrados por la corriente debemos volver a buscar el poder de la tribu, de la comunidad, de la contención de una red. El abrazo. El cluster. No podemos quedarnos solos nadando en una corriente tan fuerte, el río está agitado y hay muchas piedras. Tenemos que unirnos y colaborarnos. Sólo la unión hace la fuerza suficiente para que por esas grietas florezca lo nuevo.

Estamos en un momento histórico, comparable con la Gran Depresión de 1929, en el que se hundió lo viejo para dar cabida a lo nuevo. Aprovechemos!

Advertisements

One response to this post.

  1. Los engranajes del cambio se han puesto en marcha… un porceso irreversible de transformación. definitivamente un momento muy emocionante!

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: