…y queda la esencia

Cuarto para la una de la tarde, el sol entra por la ventana mientras escribo un email, sentada en el cojín rojo de la sala. Me concentro fascinada por la calma. De repente, algo se mueve en frente mío… parece un hombre cuando miro de reojo. Sigo en mi email, pero de repente algo me dice: no lo conozco. Miro otra vez. No es uno, son como cinco y están todos dentro de mi casa. Hay un revolver oscuro en el que viene hacia mi. “Qué está pasando”, digo. Cierro mi computador y lo abrazo: “no se lleven mi computador, es lo único que tengo”, es la primera reacción que tengo ante semejante escena. Los hombres piden que me calle, que suelte el computador y que vaya a mi cuarto. Me levantan entre dos porque no logro pararme, no sé si del susto o simplemente esa fuerza que sale de no sé donde que le hace a uno no querer hacer caso.

Isabel, la chica que me ayuda todos los miércoles a que mi casa se vea hermosa, ya está acostada boca abajo encima de mi cama. Me acuestan a su lado y nos amarran las manos con la misma cuerda. Los pies también. Me preguntan cosas… dónde está la plata… están en el lugar equivocado, digo yo (mi ser rebelde sigue activado), no tengo nada…. abren todos los cajones, botan todo al piso, con una dedicación morbosa, se notan las ganas de martirizarme. No puedo mirarlos, me gritan cada vez que volteo la cara. Siguen las preguntas: en qué trabaja? dónde está la plata? quien viene ahora? no nos diga mentiras… no nos diga mentiras… Sé que en unos minutos está por llegar José, un ayudante de mi familia que viene a traer mi carro. Les digo que viene. Timbra el citófono, se ponen nerviosos. Siento miedo por lo que pueda pasar con asaltadores nerviosos. Me piden las llaves, le abren y lo amordazan en el piso a nuestro lado. Mientras uno de los hombres se queda con nosotros, los demás van a la casa de abajo. Ese es el pez grande… yo sólo vivo en el altillo y no tengo ni muebles.

Durante todo el tiempo que estoy amarrada bocabajo, pasan millones de imágenes y pensamientos por mi mente. Me imagino la vida de estos señores, si tienen o no familias, no puedo visualizarlos fuera de esta escena pero trato. Recuerdo los secuestrados y otros cuentos de asaltos que siempre me habían impresionado. Me uno a todas esas personas, a su sufrimiento y a sus sensaciones. Me uno a todos los que se sienten impotentes frente a las injusticias humanas, a todos los que se sienten amarrados bocabajo. Me da alegría de no tener nada.. unas pocas cositas que algún día se reemplazan.

Mientras espera, el hombre pone la televisión, cambia un par de canales y sale una canción de Fito Páez que parecería sincronizada especialmente para la escena de esta película surreal…algo así como “todo es ilusión”. Toma mis cartas de Tarot y comienza a botarlas una a una al piso. A mi lado llegan dos, La Fuerza y el VI de espadas. También llega cerca a mi cara mi nariz de clown que rueda desde la mochila volteada en el aire. Todos mensajes muy simbólicos que me devuelven un poco de calma.

Los hombres consiguen lo que quieren en la casa de abajo y se van. No podemos desamarrarnos y estamos todos temblando. Oigo que alguien grita mi nombre. Es la sra de abajo. Sube con su hijo y nos desamarran. Fin de la pesadilla. El balance: quedé en cero tecnología. Se llevaron: mi powerbook – obviamente lo primero que agarraron-, mi cámara, el disco duro y la black berry. En la casa de abajo se arrastraron hasta la caja fuerte.

Quedan grandes mensajes de esta impactante experiencia. Lo único que existe no se lo pueden quitar a uno. Queda la esencia, la bondad, el amor, la alegría, la inteligencia, los recuerdos y las amistades de verdad. El resto que fluya, que llegue y que se vaya.

“The Absolute works with nothing” – Rumi

Advertisements

2 responses to this post.

  1. Posted by azulynaranja on October 15, 2008 at 8:19 pm

    Mi Cami hermosa!!! Que maravillosos símbolos, lo que cae, lo que se levanta, lo que rueda, lo que se va para siempre… y siempre su fuerza y su bondad. Que bonito corazón tenes vos! Que afortunada de estar cerquita a vos en la vida!

    Reply

  2. Posted by mycraze on October 15, 2008 at 8:46 pm

    pienso lo mismo, afortunadas somos de acompañarnos en este gran juego cósmico…todo el amorcito para vos también, siempre. muak

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: